CLÁSICAS 2024

Sagan, el ciclista mejor pagado por Molusco 30 de Marzo de 2021 a las 23:00

Foto: Peter Sagan. https://pixabay.com/

La descalificación de Peter Sagan en la 11ª etapa del Tour 2020 supone una pérdida de puntos que le complica para el maillot verde, ahora muy a favor de Bennet. Nos referimos a Sam, que no George. Sagan tampoco consigue el récord de más segundos puestos en etapas del Tour, posición que ahora comparte con Erik Zabel y Sean Kelly en 22 veces.

El eslovaco es el ciclista mejor pagado de este planeta, con un contrato de 5 millones de euros, pero no cuenta entre los candidatos a ganar un Tour. Su mejor posición en el Tour fue la posición 42 en la edición de 2012. En la actual edición de 2020 y en la etapa 11 ya se encuentra en la posición 91, a una hora y 53 minutos del líder provisional, Roglic. Los corredores mejores pagados sí tienen perfiles de candidato a ganar el Tour de Francia. Después de Sagan tenemos a Froome (4.5), Thomas (3,5) y Egan Bernal (2,7)… y así una larga lista de ciclistas con salarios en torno a 2 millones de euros que sí están o estarán entre los favoritos de ésta u otra edición del Tour de Francia.

Sagan comparte condición de buen salario y de no ser candidato al Tour de Francia con Alaphillipe y con Valverde, ambos también en el top ten de corredores mejor pagados. Entre estos tres corredores tenemos perfiles de talento en clásicas, sprinters, rodadores, destrezas en pavé, escaladores, expertos en el descenso de puertos, polivalencia... Probablemente el motivo de que Sagan sea el corredor mejor pagado sea su gran polivalencia. Valverde también ha contado en su trayectoria con esa condición.

La economía del ciclismo no es comparable a la del fútbol. A pesar de que existe una enorme afición en toda Europa, con aficionados que dedican muchas horas a seguir las pruebas de este deporte, las cifras económicas del ciclismo quedan muy atrás del fútbol, del tenis o la Fórmula 1. El ciclismo cuenta con una base de estructuras económicas basada en sus equipos deportivos, que son volátiles, se crean y se destruyen ligados a marcas o patrocinios que suelen dar nombre al equipo; los aficionados no suelen comprar camisetas de manera asidua, como sí hacen los del fútbol. Por desgracia, en esta sociedad ni el esfuerzo, ni la estrategia de equipo ni tampoco el espectáculo son referentes en la economía de un deporte, porque si lo fueran, el ciclismo sería el mejor pagado. Las bonitas etapas del Tour no tienen comparación en nivel de espectáculo con ningún otro deporte. La estrategia desarrollada por uno o varios ciclistas, el resultado de su esfuerzo y del poderío físico en el momento de una etapa o de una gran ronda quizás debiera ser el referente en espectáculo deportivo, aunque para ello es necesario que los organizadores sean selectivos y reduzcan algunas fases en las etapas duermesofá.

Sea cual sea el deporte y sea cual sea su escala económica, el motivo de cotización de un salario para un deportista es la efectividad para el logro de grandes títulos a su equipo. En el fútbol se nota más, por esa concesión con que cuenta el deporte en el que “no hay enemigo pequeño”. Los futbolistas mejor pagados ganan 25 veces más que los ciclistas. Los tenistas 20 veces y los de la Fórmula 1 unas 8 veces. Son múltiplos importantes. Una pena, ya que los salarios no saben de esfuerzo, ni de estrategia ni espectáculo. Los salarios tampoco saben de ganar competiciones importantes. Sagan no ha conseguido nunca ganar un Tour de Francia. Probablemente nunca lo consiga. Messi probablemente tampoco con el campeonato del mundo.